10 experiencias de mamá
que no se cambian por nada

7 mama y amelia

10 experiencias de mamá
que no se cambian por nada

Hay experiencias en la vida que no se olvidan, y desde Recién Nacido en Vídeo lo sabemos muy bien.

Desde http://espanol.babycenter.com nos llegan estas 10 experiencias.

Esas que están llenas de sentimientos y que dejan una huella en cada rincón de tu ser. Esas que, cuando las piensas, te dibujan una sonrisa en tu rostro y te hacen suspirar.

No me dejarás mentir. Muchas de esas experiencias sublimes las vivimos con la llegada de la maternidad. Desde que sabemos que estamos embarazadas esas emociones no se detienen. Cada día llega con una nueva sorpresa.

La llegada de mi hijo me hizo descubrir quién soy realmente, lo que soy capaz de hacer, hasta dónde estoy dispuesta a llegar… También me hizo ver lo necesario que es luchar por la felicidad y no dejarse caer. Me hizo conocer lo que es verdaderamente importante en la vida.

Siempre hablan (o asustan) de todos los cambios que trae la maternidad. Y aunque son ciertos, estoy segura que piensas igual que yo: NO cambiaría nada de lo que estoy viviendo por algo de mi vida pre-mamá. Por eso quise hacer una lista de esas experiencias que he vivido como mamá y que no cambio por nada. ¿Te identificas con alguna?

  • El sueño – Aunque muchas hablan de lo poco que se duerme con la llegada del bebé, la verdad es que yo no cambio las desveladas por nada. Cada minuto sin dormir ha valido la pena porque lo aprovechamos para estar juntos y conocernos mejor.
  • La lactancia – Una de las mejores experiencias de la maternidad. Me encantaba tener las manos libres para acariciarlo mientras lo amamantaba. Todos los sentidos se conectaban en ese momento: el gusto (alimento), el tacto (caricias), la vista (nos mirábamos), el olfato (lo tenía tan cerquita que podía oler cada rincón de su cuerpecito, sobre todo sus pies) y el oído (le hablaba o le cantaba).
  • El contacto piel con piel – Ya mi niño tiene 5 años y aún tenemos ese contacto. Sin duda, es algo que no cambiaría por nada.
  • Las emociones – Escuchar los latidos de su corazón cuando aún estaba dentro de mi pancita. Ese bum-bum me marcó para siempre.
  • Conocer el verdadero amor – La cita a ciegas con el amor de mi vida. La experiencia del parto y tenerlo por primera vez en mis brazos no lo cambio por nada.
  • Las fiestas – Esas noches y madrugadas que formábamos nuestras fiestas mientras jugábamos, comíamos o simplemente conversábamos.
  • Los sentimientos – Cada lágrima y cada sonrisa ha valido la pena.
  • El cuerpo posparto – Poco me importan las marcas que adornan mi abdomen. Si hubiese sabido que me saldrían, como quiera viviría la experiencia de ser mamá.
  • La capacidad de la intuición – Si algo me ha regalado la maternidad es la capacidad de intuir. Algunos lo llaman instinto materno.
  • Los berrinches – Aunque es una etapa digna de arrancarse lo pelos, no cambiaría por nada cada arranque de mi hijo. En cada uno de ellos hubo una lección (para ambos).

En fin, no cambiaría ni un segundo de mi maternidad.

 

FUENTE http://espanol.babycenter.com

 

Tags:
, , , ,

No hay comentarios

Post a Comment